> > > > > > > > > > > > > > > > > >

No se bien qué nos pasó.

26 noviembre, 2015


Puedes irte tranquilo, gracias y perdón y aunque no sea conmigo, de verdad te deseo lo mejor. No puedo decir que cierro la puerta, porque, si, estoy enamorada, pero le saco el picaporte, al menos de mi lado. Ya sabes, puede entrar momentos de debilidad.

Fue un buen partido, quizás el mejor que he tenido, lastima que empatamos, aunque con seguridad ambos ganamos con esta experiencia, no puedes decir que no. Por un tiempo se va mi alegría, se que quedan muy buenos recuerdos, lamentablemente no es esto lo que yo quería.


No me arrepiento de que haya terminado, por la sencilla razón de que no me arrepiento de que haya pasado ... aunque no se bien qué nos pasó.


Quizás el problema fue que no me alcanzaba con tenerte, necesitaba que nos tengamos; que no quería solo verte sonreír, quería ser aquella persona que provocara tu risa; no quería solo que me cuentes tus problemas, quería ayudarte a resolverlos; no quería sacarte tiempo, sino que compartamos el que tenias; no quería aprender a quererte, quería que aprendamos a querernos.

Pero fue mi culpa: quise entender qué había adentro de tu corazón, en lugar de poner cosas ahí; quería lo mejor, siempre lo mejor para ti y que al mismo tiempo, eso sea lo mejor para mi, pero queriéndote hacer feliz, en el camino me olvide que también debía serlo yo.

Por eso hoy no te quiero ver porque te quiero ver, nos cruzaremos, de eso estoy segura, pero no nos vamos a encontrar. Ahora te dejo marchar, te deseo lo mejor; no espero que vuelvas, aunque eso quiera yo.


Es cierto: quedo tanto por decir, quedo tanto por hacer y aunque ahora ya sea tarde, quedo tanto por querer. No es que no este agradecida, no es que no la pase bien; pero extraño tu misteriosa mirada, tus palabras sabias y tu picara sonrisa, que me hicieron tanto bien.

Es que en este juego, me di cuenta que soy bastante mala, sin embargo, en perderte fui la mejor; no supe como quererte, pero siempre supe que quería hacerlo. Quiero que seas feliz, quería que sea conmigo; pero que injusto sería el mundo, mereces algo mejor. Y no es una frase trillada, al parecer se me olvido como querer y en el proceso aprendí a herirte.

Ahora si: Puedes irte tranquilo, gracias y perdón; y aunque no sea conmigo, en serio, te deseo lo mejor.

3 comentarios:

  1. Isa, es muy triste pero tambièn tan hermoso. Las despedidas son una cosa curiosa, es como la mayor luchar entre lo que se quiere y lo sabemos que debemos hacer.

    Un abrazo enorme, ojalà no te estè pasando en la vida porque sino, ese chico es un tonto.

    ResponderEliminar
  2. Las despedidas son despedidas! Y aunque al principio duela hay que recordar los momentos felices y pasar de los tristes!
    Ánimo

    ResponderEliminar
  3. (´• ω •`)ノ Holaaa!!!
    Lei esto y me llego tanto :c todas las despedidas son tristes :C

    穛 S4Ku SEK4i®

    ResponderEliminar

¡Anímate a comentar!Me encantaría saber tu opinión sobre este post.
No se permiten mensajes que falten al respeto, el spam está permitido siempre y cuando también opinen sobre la entrada, de lo contrario serán eliminados.
Si me sigues, sigo devuelta.
Siempre devuelvo los comentarios