> > > > > > > > > > > > > >

Lo asociamos a esa respuesta fisiológica

22 marzo, 2015


- ¿Alguna vez has estado enamorado?
- Si claro.
- ¿Y cómo lo sabias?
- Pues porque cuando te enamoras sientes ese cosquilleo en el estómago como si....

¡Bahh! Error.

Si tuviéramos esa sensación todo el tiempo, llegaría a ser más molesta que una gastritis crónica.
Normalmente cuando hablamos de amor, lo asociamos a esa respuesta fisiológica que nos da el cuerpo, que también suele aparecer en momentos de sorpresa, ante situaciones de incertidumbre y cuando algo nos fascina; lo que ocurre, es que a las personas nos encanta definir el amor con una serie de adjetivos y clasificaciones complicadisimas en vez de explicarlo cómo realmente es.

Si, ese cosquilleo en el estómago se puede asociar perfectamente al primer sentimiento de amor, pero no nos confundamos, ese sentimiento no permanece para siempre en nosotros. Es prácticamente imposible. 

Entonces, ¿cómo saber si después de un largo periodo de tiempo, seguimos enamorados de esa persona?

¿Te sudan las manos, tu corazón se acelera y no te sale la voz?
Eso no es amor, es nerviosismo.
¿No puedes quitarle tus ojos ni tus manos de encima?
Eso no es amor, es lujuria.
¿Sientes orgullo de que te vean a su lado?
Eso no es amor, es suerte.
¿Quieres a esa persona sólo porque siempre “está allí”?
Eso no es amor, es soledad.
¿Le dices todos los días que ella es la única persona en tu mente?
Eso no es amor, es una mentira.
¿Sientes estar dispuesto a dar todas tus cosas materiales por ella?
Eso no es amor, es caridad.

¿Ven? Nos encanta complicar las cosas sencillas, pero tranquilos, la culpa no es nuestra. La culpa es de los cuentos de princesas, de Disney que nos leían de pequeños y de las películas románticas que todavía vemos. Sí, esos cuentos y películas que nos hablaban de amores imposibles, de dolor, de amores unidos para siempre. De amores predestinados,donde lo bueno vence lo malo, de amores de vivieron felices y comieron perdices.

Sí, la culpa es de ellos. No hay cuentos que expliquen qué es el amor realmente, no habría material suficiente para escribir ni tan siquiera un pequeño relato. Prefieren calentarnos la cabeza con sentimientos que se manifiestan en el estómago, con arritmias cardíacas y dolores de cabeza.

El amor no tendría que ser eso. Pero nosotros creemos que sí.

Y entonces ¿Qué es el amor? Pues sinceramente tampoco me he parado a analizarlo. Pienso que si un día nos empezamos a plantear que es el amor mientras estamos con esa persona, es que realmente no amamos. El amor tendría que ser algo tan sencillo como amar y punto. No buscar un por qué, ni un cuándo, ni un donde. 

Amar sin pensar. Amar mientras seamos felices. Amar mientras no nos haga daño.

No hace falta amar para siempre, puede que algún día esa chispa se apague, o puede que permanezca encendida de por vida, eso ya depende de la situación que se de.
Mientras tanto hay que amar sin preguntarnos por qué esa persona, si se acabará o si al final en vez de perdices comen zanahorias. Que más da?!.

Nadie nos va a devolver ese momento que no aprovechemos. 
subir imagenes

2 comentarios:

  1. Tienes taaaaaanta razón! Y no sólo los cuentos de Disney nos muestran una realidad erronea, ¿Que dices de las novelas? Siempre nos muestran 'sintomas' pre-enamoramiento xD. Las cosquillas en el estomago, o las mariposas xD y bla bla bla. El amor es muy abstracto y es muy complicado explicarlo! Ni aún así quien lo vive puede explicarlo de manera clara y sin rodeos.
    Saludos (:

    ResponderEliminar
  2. Tenes razón, las novelas son el mas claro ejemplo de las explicaciones fisiológicas que le dan al amor. El amor es amor y punto, cuando nos paramos a analizarlo hemos perdido el rumbo del sentimiento, no se explica simplemente se siente y se vive.
    Saludos para ti

    ResponderEliminar

Muchas Gracias por tu Comentario!
SIEMPRE DEVUELVO LOS COMENTARIOS ♥